Miércoles 28 Junio 2017
Inicio » Artículos » El asma

El asma

¿Qué es el asma?

Es una enfermedad que afecta al sistema respiratorio, principalmente a las vías respiratorias que se dirigen hacia los pulmones. El problema se produce cuando estas vías se inflaman y al reaccionar  frente a factores como el polen, humo o virus, se estrechan provocando problemas en la respiración. El asma puede aparecer en personas durante la infancia o bien desarrollarse durante el paso del tiempo. Esta enfermedad puede o no superarse durante el transcurso de los años.

¿Cuáles son algunos posibles síntomas del asma?


  • Sensación molesta de presión en el pecho.
  • Falta de aire al respirar, capacidad de respirar.
  • Toser.
  • Sibilancia, sonido silbante y agudo que emite la persona al respirar, debido a vías respiratorias estrechas.
¿Qué factores causan una crisis asmática?

 

  • Infecciones virales en las vías respiratorias y pulmones.
  • El humo del tabaco y sustancias químicas, polvo en el aire.
  • Exposición a alérgenos como el polvo que se junta en el hogar (acaros), polen, entre otros.
  • Exposición al aire frío.
  • El realizar ejercicio físico sin antes haber consultado a un especialista.
¿Cómo detectar si tengo asma?

Existen diferentes formas para detectar esta enfermedad, algunas son: radiografía de tórax, pruebas respiratorias para medir la apertura de las vías respiratorias y pruebas para identificar causas como alergias o enfermedades al corazón.

¿Cómo se puede controlar el asma?

Visitando al especialista adecuado y siguiendo un tratamiento adecuado entregado por el mismo. Recuerda estar atento a la aparición de primeros síntomas para asistir donde el profesional a tiempo. También estar consciente de los factores que empeoran al asma y alejarse de ellos. Para el tratamiento del asma existen varios medicamentos con o sin receta, no obstante el médico te dirá cual es el adecuado para ti.

¿Cómo identificar y qué hacer frente a una crisis asmática?


  • El afectado deja de hacer la actividad que está haciendo sin poder continuar.
  • Manifiesta gran dificultad para respirar.
  • Existe dificultad para caminar, desplazarse o hablar.
  • Se debe relajar y conservar la calma.
  • Buscar y proveer un inhalador al afectado(a).
  • Alejar a la persona del elemento que puede haber provocado al crisis (alérgeno).
  • Si la persona no logra superar el episodio, no puede respirar bien, cambia el color de sus labios o uñas (azulado) debe ser llevado a un centro de urgencia.