Miércoles 28 Junio 2017
Inicio » Artículos » ¿Qué hacer ante una quemadura menor?

¿Qué hacer ante una quemadura menor?

Las quemaduras


Una quemadura puede ser provocada por contacto con calor seco (fuego), calor húmedo (vapor o líquidos calientes), radiación, fricción, objetos calientes (brasas), el sol, electricidad o sustancias químicas.

Las más frecuentes son las térmicas y se producen cuando nuestra piel entra en contacto con brasas, metales calientes, líquido hirviendo, vapor o llamas.

Las situaciones más comunes son incendios, accidentes automovilísticos, juegos con fósforo, fuego, bencina, fuegos artificiales, accidentes en la cocina, estufas, planchas calientes y malas conexiones eléctricas.

Otro tipo de quemadura es la de las vías respiratorias que pueden producirse por inhalación de humo, vapor, aire sobrecalentado o vapores tóxicos generalmente en espacios poco ventilados.

Los 3 niveles de quemaduras:


Primer grado:
afecta sólo la capa exterior de la piel y causa dolor, enrojecimiento e inflamación.

Segundo grado (espesor parcial): afecta tanto la capa externa como la capa subyacente de la piel, produciendo dolor, enrojecimiento, inflamación y ampollas.

Tercer grado (espesor completo): se extienden hasta tejidos más profundos, produciendo una piel de coloración blanquecina, oscura o carbonizada que puede estar entumecida.

¿Qué hacer frente a una quemadura menor?


Primero evaluar la extensión de la quemadura de la persona y tratar de determinar la parte más afectada (profunda) para tratar la quemadura como corresponde, si hay dudas tratarla como si fuera grave.

Si no hay rupturas en la piel, dejar correr agua fría sobre el área de la quemadura o sumergir el área en agua fría, pero no helada, durante por lo menos 5 minutos. Otra idea puede ser usar una toalla limpia, húmeda y fría también para reducir el dolor. Recuerda calmar y brindarle confianza a la persona.

Luego de lavar o remojar en agua por varios minutos, cubra la quemadura con un vendaje estéril o con un trozo de tela limpio. La idea es también proteger la quemadura de presiones o fricciones.

Los medicamentos para el dolor que no necesitan receta médica, como el ibuprofeno o el paracetamol, se pueden utilizar para aliviar el dolor, a la vez que pueden ayudar a reducir la hinchazón. NO se debe dar ácido acetilsalicílico (aspirina) a niños menores de 12 años. Una vez que se enfríe la piel, una loción humectante también puede servir.

Las quemaduras menores suelen sanar sin tratamiento adicional. Sin embargo, en el caso de quemaduras de segundo grado que cubran un área de más de 5 a 8 cm, o si el área quemada es en la manos, pies, cara, ingles, glúteos o una articulación importante, trátela como si fuera una quemadura grave.

Verificar que el o la accidentada esté al día con la vacuna antitetánica. Si considera que la quemadura es muy grave o tiene dudas, asista a urgencia del centro médico más próximo que tenga.

Lo que NO se debe hacer:


  • NO aplicar ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni cualquier otro “remedio casero” en las quemaduras graves.
  • NO respirar, ni soplar ni toser sobre la quemadura.
  • NO toque la piel muerta o ampollada.
  • NO retire la ropa que esté pegada a la piel.
  • NO administre nada a la persona por vía oral si hay una quemadura grave.
  • NO sumerja una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar shock.
  • NO coloque una almohada debajo de la cabeza de la persona si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrarlas.

Requiere de atención médica urgente:


  • La quemadura es extensa (del tamaño de la palma de la mano o más grande).
  • La quemadura es grave (de tercer grado).
  • No estar seguro de la gravedad.
  • La quemadura es causada por sustancias químicas o electricidad.
  • La persona muestra signos de shock.
  • La persona inhaló humo.
  • Se sospecha o se sabe que la quemadura se debe a maltrato físico.
  • Hay otros síntomas asociados con las quemaduras.
  • Consulte con el médico si el dolor aún está presente después de 48 horas.